Home > Main > Socialismo y Comunismo (Parte 1)

“El Estado Comunista”

Cuando, por ejemplo, se habla de un estado “comunista”, evidentemente, no se habla de un Estado que ha realizado el comunismo, porque el comunismo significa la abolición de cualquier forma de poder estatal: un Estado Comunista no podría existir.

El socialismo, como hemos visto, conserva una organización estatal, aunque dotada de un carácter distinto del tradicional estado burguesa.

Pero es precisamente sobre la definición de las características y funciones del Estado Socialista que se están divididas las diversas corrientes del socialismo, para el socialismo reformista (hoy se llama también socialdemocracia) el Estado Socialista no es otra cosa que una forma evolucionada del estado democrático-burguesa.

Al socialismo pues no se llegaría por vía revolucionaria, pero gradualmente y pacíficamente a través de una serie de reformas que son viables ya en el marco de la sociedad capitalista: nacionalización de algunos sectores industriales y control estatal sobre las principales actividades económicas, formas de imposición que tiendan a una más justa distribución de la riqueza entre las clases sociales, sistemas avanzados y eficaces de asistencia y previsión social, etc.

Las palabras socialismo y comunismo, no han tenido siempre el mismo significado y también hoy se utilizan en modos diversos, de modo que alguna vez las vemos utilizar como sinónimos, otras veces incluso como contrarios.

Es conveniente por ello, remarcar algunas precisiones al respecto.
La palabra comunismo es más antigua que el término socialismo.